Entregan artículos de limpieza y alimentos para ayudar a personas vulnerables.

Ciudad Juárez— Como parte de los programas de apoyo a los grupos vulnerables de la comunidad, socias del Club Rotario Juárez Campestre donaron ayer artículos de limpieza y víveres al Asilo San Antonio Senecú.

Bolsas de jabón para ropa, blanqueadores, escobas, trapeadores, pañales para adulto, además de azúcar, canela y avena, son parte de los productos que las integrantes de la citada asociación, encabezadas por la presidenta de la misma, Emma Fuentes, entregaron a la directora del asilo, Sor Socorro Solís, de la Congregación de Hermanas Misioneras de María Dolorosa.

Semanas atrás también llevaron artículos de limpieza y de higiene personal, además de pañales para adulto, donaciones que se hacen para ayudar a quienes más lo necesitan en esta ciudad, entre ellos los adultos mayores que son atendidos en este hospicio, comentó la presidenta del club.

Las mismas socias de la agrupación se encargaron de comprar los productos durante los últimos días y ayer los llevaron al asilo, en donde también ellas los descargaron de la camioneta en la que los transportaron y luego los acomodaron en uno de los pasillos del establecimiento.

Se trata de ayudar de la mejor manera a las personas que más lo necesitan, por eso con frecuencia se hacen donaciones al Asilo San Antonio, ya que en este lugar atienden a los adultos mayores de condición humilde y los apoyos que reciben son importantes para seguir con el servicio, dijo Fuentes.

Dio a conocer que las socias del Rotario Juárez Campestre seguirán con este tipo de ayudas al asilo, así como a otras instituciones similares que hay en la ciudad, apoyo que se extiende también para escuelas y sus estudiantes.

La directora del Asilo San Antonio, la religiosa Socorro Solís, recibió el donativo y agradeció a las integrantes del citado club el apoyo que con frecuencia le dan a la institución, en donde dijo, se atiende a personas de edad avanzada que en algunos casos ya no tienen parientes, pero los visitan amigos.

La directora del lugar destacó que la limpieza es esencial en sitios como éste, por lo que productos como los entregados por las integrantes del Rotario Juárez Campestre ayudan mucho a mantener las instalaciones en condiciones adecuadas.

Asimismo, comentó que desde el año pasado suspendieron las visitas a los internos del asilo, lo que hicieron como medida de prevención para evitar contagios de Covid-19, enfermedad que afortunadamente no ha afectado a quienes conviven en este albergue, además de que ya todos recibieron la vacuna contra la enfermedad.

Sor Solís dijo que normalmente tienen hasta 75 adultos mayores, pero actualmente son 40, cantidad que podría aumentar cuando se controle la epidemia de Covid-19 y que ya no exista el peligro de contagio, pues ante todo, lo que debe prevalecer es la salud de las personas que ahora se encuentran en el asilo. (Luis Carlos Cano C.)